La conspiración que vincula al 5G con el coronavirus se sigue propagando

La pandemia de la COVID-19 ha desatado la imaginación de las teorías conspiratorias sobre el origen y la propagación del virus que no son ciertas.

María del Carmen Flores y María del Carmen Nieto, Sevilla – 3 de junio, 2020

Al igual que la propagación del coronavirus está siendo muy difícil de contener, también resulta complicado contener la desinformación que circula sobre la teoría del 5G. Las teorías conspiratorias se difunden por todo el mundo a través de las redes sociales, y hay quienes las están aprovechando para crear contenido viral sin tener en cuenta las consecuencias reales.

Fotografía extraída de DPL News

Con la expansión mundial del nuevo virus en la ciudad china de Wuhan, ha cobrado gran difusión la tesis que atribuye el origen y la propagación de la COVID-19 a las redes de telecomunicaciones de quinta generación, conocidas como redes 5G. 

Según esta teoría, la supuesta vinculación existente entre el virus y el 5G viene a partir del incremento de la implantación de esta red de comunicaciones a finales de 2019 en Wuhan. Lugar donde se originó el brote por primera vez. A lo que se le añade la difusión a través de internet de una fotografía en la que aparecen dos mapas de EE.UU., que reflejan las zonas más afectadas por la COVID-19 coincidiendo con las áreas donde están instaladas las redes 5G. Pero esto no tiene ningún sentido, teniendo en cuenta que Irán es uno de los países más afectados por el virus y no dispone de la red 5G.

Otros precedentes entre la relación de la pandemia y las ondas de radio, son las distintas epidemias que supuestamente han sido provocadas por las redes de telecomunicaciones que han existido en otras generaciones: la gripe de 1979 por la 1G, el cólera de 1991 por la 2G, la gripe de 1998 por la 3G, el H1N1 de 2009 por la 4G y, la COVID-19 por el 5G.

Algunas personas culpan al 5G de ser el causante de la COVID-19 y de contribuir en su propagación ya que sostienen que estas redes emiten radiaciones que provocan que el sistema inmunológico se debilite, lo que causa que las personas sean más propensas a infectarse. Hasta ahora, no hay base científica que apoye una relación entre las redes 5G y el coronavirus. Según la declaración en Estrella Digital de Patricia de Llobet, técnica de investigación de Radiaciones de Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), no hay ninguna relación. “Es, sin duda, un bulo. Es importante informarse en sitios contrastados para evitar que nos engañen”.

“No hay evidencia que respalde esta teoría de que las redes 5G causan COVID-19 o contribuyan a su propagación. Pero aún así, el rumor se niega a morir”

Patricia de Llobet

Nájera, profesor en la Facultad de Medicina de Albacete (Universidad de Castilla-La Mancha) recalca en el medio Estrella Digital que las redes 5G todavía no están implantadas en España, y destaca la experiencia de Corea del Sur como ejemplo de nula relación entre coronavirus y redes de última generación. “Corea del Sur, el país del mundo con más desarrollo del 5G, es uno de los que mejor ha contenido la pandemia”, argumenta. Sin embargo, puntualiza que el desarrollo tecnológico surcoreano ha podido contribuir al éxito por el uso de aplicaciones de móviles para controlar el movimiento de la población y reducir los contagios. 

La cadena televisiva CNN ha desmentido esta teoría “no hay evidencia que respalde esta teoría de que las redes 5G causan COVID-19 o contribuyan a su propagación. Pero aún así, el rumor se niega a morir”. Esta hipótesis sigue circulando por las redes de tal manera que, en estos últimos meses, Reino Unido ha registrado varios incendios de torres de comunicaciones con antenas 5G en Liverpool, Birmingham y Melling causados por una persona que se ha creído esta teoría conspiratoria que circula por las redes sociales.

Antenas 5G quemadas en Birmingham, sustraída de Birmingham Live.

Ante el temor de que esta conspiración pueda convencer a algunas personas, el Ministerio de Cultura y Tecnología del gobierno británico ha publicado en sus redes sociales que no existe relación. “Somos conscientes de la información inexacta que se comparte en línea sobre 5G. No hay absolutamente ninguna evidencia creíble de un vínculo entre 5G y coronavirus”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *