La economía rural se salva

Natalia Romero, Sevilla – 10 de junio de 2020

La crisis económica en la que estamos sumergidos y seguiremos cuando acabe el confinamiento no es un secreto. Los expertos confirman que no se trata de una recesión económica parecida a la acontecida en el 2008. Todo apunta a que las zonas rurales y agrícolas pueden llegar a afrontar mejor esta crisis causada por la COVID-19 al tener un mayor peso del sector primario y menos contagios.

Nos encontramos ante una situación de gran incertidumbre sobre lo que va a pasar a partir de ahora, tanto en el ámbito social como en el económico. Los expertos insisten en que la recuperación de esta recesión será en forma de “V” asimétrica, aunque aun quedan numerosas cuestiones sobre la mesa que preocupan a la sociedad, como el funcionamiento de las ayudas públicas, las políticas elegidas para paliar esta crisis…La previsión del Banco de España cuenta con dos escenarios, en el primero se contempla una caída del PIB con un 6,6%, este sería un escenario positivo no tanto como el segundo escenario que contaría con una caída del PIB del 13,6% que sería el más negativo, todos estos datos dependen de la duración del confinamiento.

Tras el informe del Observatorio Sectorial DBK, sobre el impacto de la COVID- 19 en la economía española, el principal sector que ha sido el más castigado es el turismo y el comercio. Este sector genera a la economía española un 14,6% del PIB. Mientras que el impacto que sufrirán la agricultura, ganadería, distribución de productos y farmacias será más moderado. Las comarcas con mayor dependencia al turismo temen un desplome sin precedentes.

Las comunidades autónomas tienen un papel fundamental en todo este contexto, el gobierno prometió la inyección de 14.000 millones de euros en liquidez para las diferentes comunidades autónomas. Andalucía, al igual que en España, el turismo se convierte en la mayor fuente de ingresos, pero durante esta pandemia el sector agroalimentario se ha convertido en la fuente de alimentación, que ha sido capaz de garantizar el suministro y abastecer a la población. En sus declaraciones, Carmen Crespo, consejera de Agricultura y Ganadería expresa que este sector está demostrando día tras día “un enorme grado de responsabilidad, abasteciendo los mercados nacionales e internaciones con productos saludables y de calidad”.

La agricultura rural

El sector agroalimentario andaluz es el que más contribuye a las exportaciones de la comunidad autónoma. Las exportaciones han crecido un 2,3% interanual en el trimestre y se sitúa por encima de otras comunidades autónomas.

En Andalucía en muchas zonas rurales el sector primario supone la potencia económica del municipio y la principal fuente de empleo. Esta seria una de las razones por las que esta recesión económica no llegaría a tener tanto impacto en estas zonas, ya que el sector primario no ha parado durante este confinamiento.

ESTA ES UNA OPORTUNIDAD PARA PONER EN VALOR Y QUE SE RECONOZCA EL IMPORTANTE PAPEL DE LOS AGRICULTORES Y GANADEROS

La agricultura adquiere mayor relevancia hoy en día, por lo que hablamos con Cristóbal Cano, responsable de UPA Jaén, piensa que esta crisis no va a afectar de la misma manera que a otros sectores porque no se ha parado su producción. Ha dejado clara su preocupación sobre la posibilidad de que las consecuencias económicas traigan consigo un incremento de la crisis de precios que llevan acarreando desde hace años. Una lucha que no se ha parado por parte de estas organizaciones y sindicatos, hay que recordar que los días antes del estado de alarma se estaban realizando numerosas manifestaciones por todo el territorio nacional por la regulación de estos precios, dice estar en contacto con la consejera de Agricultura y el ministro Luis Planas. 

Nos afirma que al principio del estado de alarma sí hubo una pequeña reducción de las exportaciones por las limitaciones de tráfico de mercancías, pero que conforme iban pasando las semanas se ha visto un aumento de estas exportaciones con respecto a otros años en estas fechas.

A pesar de que esta crisis pueda traer consigo aspectos negativos, dice que ha servido para demostrar el valor y para recocer el papel de los agricultores y ganaderos que se han sabido adaptar perfectamente a este tipo de situación y que han sido los abastecedores durante esta pandemia.

Cristóbal Cano secretario general UPA Jaén/ UPA JAÉN 

“Si el precio del aceite no sube vamos derechos a la ruina”

Una visión muy diferente es la que tiene Francisco Campiñez, presidente de una cooperativa de aceite de unos 1000 socios, él nos cuenta su experiencia cómo agricultor y presidente durante esta crisis. Es muy contraria a la que nos ofrece Cristóbal. Francisco nos afirma que se han reducido las ventas de aceite durante estos meses, ya que el principal medio de compra es mediante la tienda de la cooperativa, lo que ha reducido mucho la compra de clientes de otros municipios. No cree que esta situación vaya a mejorar la situación de los agricultores, sobre todo la regulación del precio del aceite de oliva por lo que se han estado manifestando durante las semanas antes del confinamiento.

Tractor arando /Natalia Romero

Teme a un rebrote en plena temporada de recogida, ya que en esa situación sería muy complicada la recogida y se dilataría el tiempo de recolecta lo que puede perjudicar al aceite. Hay numerosos municipios que dependen económicamente de estas cosechas, la disminución del aceite o de la temporada de recogida puede afectar tanto a agricultores como a temporeros.

Municipio rural

Ayuntamiento de Santo Tomé /Natalia Romero

Hablamos con Francisco Jiménez, alcalde del pequeño pueblo perteneciente a la Sierra de Cazorla, Santo tomé, con poco más de 2000 habitantes y donde su principal motor económico es la agricultura, específicamente el cultivo y recogida de aceituna. A pesar de que la agricultura no ha sufrido del todo los efectos de este confinamiento los datos sobre el desempleo escalofriantes, este presentó en abril un 13,06% de desempleo, esto quiere decir que ha doblado la cifra con respecto al año que más población en paro se tiene registro.

Santo tomé un pueblo con 2.154 habitantes, donde su principal sustento económico es la agricultura, según la Expansión.com hay 106 entre empresas y autónomos registrados en el municipio, donde el 76% son empresas y el 24% son autónomos. El principal sector de estas empresas es el comercio al por mayor y al por menor, la reparación de vehículos de motos y la industria manufacturera.

Su alcalde no se sorprende ante esta cifra, es más le sorprenden que no fuesen más altas, asegura no haber vivido en sus más de 20 años de alcaldía una situación parecida. Esta situación de confinamiento ha afectado a numerosos autónomos y empresas sobre todo del sector terciario, por lo que ha mantenido contacto con autónomos y PYMES para ofrecer asesoramiento por parte del ayuntamiento para que puedan solicitar las diferentes ayudas planteadas por el Gobierno y la Junta de Andalucía.

Francisco Jiménez alcalde de Santo Tomé (Jaén)/ Natalia Romero

En el tejido económico del municipio ha afectado la cancelación de eventos y fiestas preparadas en abril y mayo, que cada año suponen una inyección económica a los comercios locales. Estos comercios son los más vulnerables a este tipo de situaciones, ya que son las víctimas de la concentración de recursos y personas, la deslocalización de la producción y ahora tienen que hacer frente a esta pandemia.

El sector de la hostelería es el que se puede ver más afectado, a pesar de que este verano se incremente el número de turistas en sitios rurales, lo que podría potenciar la economía de los pequeños comercios y hosteleros.

Francisco afirma que esta crisis beneficiará el turismo rural, y que muchas familias que han estado pasando la cuarentena en grandes urbes van a elegir este tipo de destinos donde no haya una aglomeración de personas, haya menos restricciones y se pueden mover con total libertad.

ESTOY SEGURO QUE SE INCREMENTARÁ EN LOS PROXIMOS AÑOS EL TURISMO RURAL PORQUE LA GENTE EVITA AGLOMERACIONES DE GENTE

Por parte del ayuntamiento al ver esta situación, se ha acelerado la apertura de un albergue para los turistas que estén de ruta por la Sierra de Cazorla. Se les ha dado consejos a las casas rurales del municipio sobre la nueva normalidad de este verano, ya que han recibido llamadas para obtener información sobre alquileres de casas rurales por la zona.

Este verano podría darse la oportunidad de que los españoles en lugar de viajar a playas masificadas, se vayan a descansar a sitios más tranquilos como son los destinos rurales, puedes respirar aire fresco con total libertad, sitios amplios en la naturaleza sin apenas habitantes. Todo apunta a una posible huida a lo rural.

Aunque sigue estando presente el miedo al contagio, existe una disyuntiva muy complicada, reabrir los negocios o tomar medidas restrictivas para los turistas de otras partes que vengan a visitar, ya que las poblaciones en los entornos rurales suelen ser población de riego. Aún así los establecimientos están tomando las medidas necesarias en esta nueva normalidad.

“Los restaurantes rurales se recuperarán antes que los de sol y playa”

Este auge turístico beneficia al sector terciario, que ha sido el más castigado por esta pandemia, muchos bares- restaurantes han permanecido cerrados durante todo el confinamiento, muchos tampoco pudieron abrir ni en la primera ni en la segunda fase, no sabían como hacer frente a un negocio con el número tan reducido de clientes en terrazas, por lo que muchos no decidieron abrir sus puertas.

Juanjo, propietario de un restaurante en un pequeño municipio jienense, lleva trabajando en la hostelería desde hace 15 años, nos cuenta que decidió no abrir su bar hasta la segunda fase por el número de mesas permitidas en terrazas, estas no cubrirían los gastos. Uno de las medidas que ha tomado es la reducción de la plantilla a la mitad, hasta que se asegure que se pueden cubrir estos gastos, dice no saber las perdidas durante estos meses, porque el sector es muy variable, “Un año puedes ganar más y otro menos”, pero está preocupado por la vuelta de todos sus trabajadores ya que tiene que garantizar los seis meses posteriores a la vuelta del trabajo tras estos meses en un ERTE.

Mesón Bar Baécula /Natalia Romero

Asegura que los restaurantes rurales se recuperarán primeramente que los de sol y playa por la dependencia de estos al turismo internacional, a esto le sumamos que la sociedad española está intentando esquivar en sus vacaciones las aglomeraciones y los precios son más bajos que los de estas zonas turísticas.

El impacto que está generando el coronavirus es mayor de lo esperado y se mantiene creciente en las economías y sociedades. Hay que darle importancia que se merecen a partir de ahora a los sectores agroalimentarios que han adquirido mayor relevancia y ha sido ellos los encargados de asegurar el abastecimiento alimentario en esta situación, a pesar de que días antes del estado de alarma muchos de ellos se estuvieran manifestando por la regulación de unos precios justos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *