Ayudas que no evitan quiebras

La llegada de la crisis sanitaria del Covid-19 ha evidenciado la situación que viven los autónomos de nuestro país, donde el gobierno presidido por Pedro Sánchez ha establecido ayudas, pero no suficientes si comparamos estas medidas con las tomadas por otros países europeos.

Daniel Tejero, Mazagón (Huelva) – 09 de junio de 2020

Los autónomos son uno de los sectores de la economía de nuestro país más azotada por esta crisis sanitaria del coronavirus que vivimos desde marzo.

Las empresas y los pequeños comercios se han visto obligados a cerrar sus puertas para así poder contener esta pandemia, priorizando en todo momento la salud pública, de forma muy acertada.

Con el sector de los autónomos cerrado, ¿Qué medidas ha adoptado el gobierno central para ayudar a esta parte tan importante en la economía de nuestro país?

Podemos empezar destacando, que se han aplazado las cuotas de autónomos durante los meses que hemos estado confinados en casa y los comercios han estado cerrados, también la prestación extraordinaria que se ha ofrecido a los autónomos o los préstamos ico, financiados por el gobierno.

Estas son algunas de las medidas que se han establecido en nuestro país en ayuda a los autónomos, ¿Pero, qué medidas han llevado a cabo otros países de Europa, como Alemania, Francia o Italia?

Países como Alemania o Italia han adoptado la medida de no seguir cobrando impuestos de autónomos ni de seguridad social, durante los meses que esta crisis sanitaria siga afectando al país. Una medida lógica ya que, si el comercio no puede abrir sus puertas a sus clientes, no tendrá ingresos, siendo muy complicado seguir pagando impuestos.

En España, las medidas que se han tomado han sido una dotación de hasta 200.000 millones de euros públicos, una moratorio en la hipoteca del local del comercio, un aplazamiento de la cuota de los autónomos, pero se ha seguido cobrando la seguridad social de los trabajadores, una medida muy criticada por muchos autónomos españoles, ya que sus trabajadores no se encontraban en su puesto de trabajo y los comercios cerrados.

Francia a su vez, apoyó a el sector de los autónomos, para evitar que muchas empresas entrarán en quiebra. Así, puso 300.000 millones de euros a disposición de los autónomos, además medidas tan importantes como la suspensión de impuestos y cotizaciones sociales, facturas de agua, luz y gas, así como la de alquileres.

Unas medidas que han solicitado durante todo el estado de alarma las asociaciones de autónomos, pero que el gobierno ha rechazado, como afirmó la ministra de economía, Nadia Calviño, apoyando la no supresión de impuestos debido a que el gasto público seguía existiendo.

Sin haber salido todavía de esta crisis sanitaria, vemos como hoy día ya muchos de los negocios se encuentran abiertos de cara al público, con fuertes medidas de protección e higiene.

Muchas empresas no han podido abrir sus puertas, tras no soportar los dos meses de estado de alarma, dónde los negocios tenían prohibido abrir sus puertas. Se calcula que España ha perdido más de 60.000 autónomos desde que se implantó en estado de alarma.

Además, según estudios, como el de la aseguradora francesa Coface, dan datos devastadores, como que las quiebras en España pueden aumentar un 22%, siendo los sectores más afectados el turismo, la hostelería, el ocio, el transporte y la industria.

Los autónomos son un sector importantísimo en la economía española, y creador de un buen número de puestos de trabajos. El gobierno de Pedro Sánchez ha establecido medidas de apoyo para los autónomos, pero estas medidas eran más para salir del paso que para evitar que un alto número de empresas quebraran.

De momento, más de 60.000 empresas han quebrado desde que comenzó el estado de alarma y los datos que revelan los estudios no deparan un futuro alentador para el sector autónomo de nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *