¿Qué podemos esperar del mercado de fichajes?

Al igual que las grandes bolsas mundiales van a sufrir una importante caída debido a la crisis del COVID-19, la economía en el fútbol no será menos. Los clubes no podrán realizar desembolsos estratosféricos. Las cesiones y los jugadores de la cantera cobrarán protagonismo.

Alejandro Cardoso, Sevilla – 07 de junio de 2020 (actualización)

Haaland será uno de los principales nombres este próximo verano. Imagen: AFP

A nadie se le escapa que el coronavirus va a poner todo patas arriba en nuestra vida, al menos a corto plazo. En el mundo del fútbol no va a ser menos. La vuelta de la Bundesliga hace unos días, y de LaLiga el próximo 11 de junio con, nada más y nada menos, que el derbi sevillano, nos hace ver la nueva normalidad mucho más cercana. Pero, ¿cómo afectará económicamente esta crisis al mercado de fichajes de este verano?

Según el gabinete KPMG, una suspensión de las cinco grandes ligas habría ocasionado una pérdida de una cifra que oscilaría entre los 3 400 y los 3 950 millones de euros. Finalmente, parece que la Ligue 1 será la única de este grupo que no se reanudará.

Una suspensión de las cinco grandes ligas habría supuesto una pérdida que podría haber llegado hasta cerca de los 4 000 millones de euros

A raíz de esto, Bernard Caïazzo, presidente del Saint-Ettiene se ha mostrado bastante tajante: “Al no jugar más, las pérdidas son tales que no podremos ir al mercado”.  Dos de las principales fuentes de ingresos para un club de fútbol son los derechos televisivos y lo recaudado por abonos y entradas para los partidos. Pues bien, los clubes franceses no dispondrán de ninguna de estas dos, por lo que serán los más afectados económicamente.

Este descenso no afectará solamente al fútbol galo. Rodri Baster, fundador de la agencia de representación de jugadores Promoesport, en declaraciones a EFE, ha vaticinado una caída en el precio de los jugadores de entre un 25 y un 30 por ciento. Además, parece que este año no veremos traspasos como el de Neymar (220 millones de euros) o el de Mbappé (145 millones de euros).

El director de Promoesport International ha afirmado que “el sector del fútbol a día de hoy está mucho más sano que en la crisis de 2008”, la que, en su opinión, resultó “devastadora, porque los clubes y la patronal estaban quebrados, no había una Liga fuerte y cerca de treinta clubes entraron en concurso de acreedores”.

Lo que sí parece claro es que los clubes deberán reinventarse y buscar otro tipo de operaciones que se ven menos en el mundo del fútbol. Las cesiones o, incluso, los trueques entre futbolistas cobrarán protagonismo, mientras que, sobre todo, los equipos más modestos se verán obligados a echar mano de la cantera.

El precio de los jugadores se desploma

La web especializada Transfermarkt ha calculado los valores de los jugadores de LaLiga y ha llegado a la conclusión de que estos han caído en 1 168 millones de euros, lo que supone una bajada de algo más del 18% respecto al valor anterior. 

El baremo que ha utilizado el portal ha sido el siguiente: Los futbolistas cuyo nacimiento fuera de 1998 en adelante se devalúan un 10%, mientras que los nacidos de 1997 hacia atrás lo hacen en un 20%. Por tanto, las plantillas con una edad media menor han sufrido una menor depreciación, siempre según esta web.

Los ERTE y los jugadores que acaban contrato en junio

Por si todo lo referente al mercado de fichajes fuera poca preocupación para los clubes, hay que sumarle otros dos aspectos que ha provocado el coronavirus en nuestro fútbol.

Por un lado, ha habido clubes que se han visto obligados, en mayor o menor medida, a realizar el denominado Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En primera división, clubes como Barcelona, Sevilla, Valencia o Atlético de Madrid han llevado a cabo esta fórmula para salvaguardar la economía.

Pues bien, llegados a este punto, los clubes acogidos al ERTE se verán vigilados de cerca por el Ministerio de Trabajo y Hacienda. Aunque no se les prohibirá fichar, los fichajes que realicen estos equipos estarán sujetos a una inspección fiscal.

Los clubes que se hayan acogido a un ERTE podrán fichar, pero serán vigilados de cerca por el Gobierno

Por otra parte, los contratos de los futbolistas tienen como fecha de expiración el 30 de junio, momento en el que, si no han renovado, pueden marcharse a otro club a coste cero. La excepcionalidad de este campeonato liguero va a hacer que la duración de LaLiga se prolongue hasta más allá del mismo 30 de junio. 

Agentes, clubes y jugadores están exigiendo a la FIFA que lleve a cabo una ley excepcional para que estos contratos puedan prorrogarse más allá de su finalización. Existe el caso de que muchos futbolistas que terminaban contrato en junio, tenían ya firmado un contrato con su nuevo destino, por lo que dicha ley debe ser global y cumplida por todos los clubes.

Está claro que todavía queda mucha tela por cortar en lo que respecta al mercado de fichajes, y parece que los grandes organismos del mundo del futbol no se ponen del todo de acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *