OPINIÓN

Las teorías conspirativas le echan un pulso a las informaciones veraces

Jennifer Domínguez y Alejandro Fernández — 10 de junio, 2020

Después de todo lo ocurrido en los últimos meses, jamás pensamos a principios de año que nos encontraríamos así. Definitivamente, 2020 nos ha sorprendido con creces. La tragedia del coronavirus nos ha afectado a todos, condicionando nuestra forma de vivir y de ver el presente a partir de ahora.

Pero, en lo que más hemos pensado en estos días ha sido la manera en la que esta pandemia ha irrumpido en nuestra vida, las mismas preguntas nos la hemos repetido en varias ocasiones: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo ha podido pasar esto? ¿Cuál ha sido el origen de esta catástrofe?

Día a día muchas personas se hacen este tipo de preguntas sin llegar a una única respuesta. Algo que se ha difundido fácilmente gracias a la globalización, internet y las redes sociales, han sido las teorías y conspiraciones que giran alrededor del origen del virus. 

Solo hace falta teclear desde nuestros teléfonos móviles u ordenadores para conseguir entradas o webs que aseguran saber el origen de la Covid-19. Lo cierto es que en la mayoría de ocasiones se hace una investigación poco exhaustiva y nada profunda en lo que concierne a los hechos verificados. 

En este punto, podemos ver que las teorías han llegado demasiado lejos, adentrándose en nuestros hogares sin ninguna dificultad. Recordamos que las informaciones veraces siempre deben primar por encima de aquellas cuya contrastación es dudosa. Hace falta una investigación muy rigurosa para hallar el verdadero origen de la pandemia. Debemos fijarnos primero en informaciones oficiales y pensar en aquellas personas más aprensivas, ya que, de lo contrario, se puede llegar al alarmismo. 

Personalmente creemos que el virus ha sido creado en un laboratorio puesto que nos hemos basado en informaciones verídicas con las que hemos trabajado, pero aun así éstas no nos aseguran que esto sea el verdadero origen y no lo vamos a defender como si fuera una verdad absoluta. 

Tampoco hemos podido llegar a averiguar si el virus ha sido lanzado de manera intencionada o sencillamente se escapó y fue producto de una negligencia. Lo que sospechamos es que las élites y los gobiernos nos ocultan algo y están bastante implicados en todo lo que está ocurriendo en lo referente a este tema.

Es demasiada coincidencia que surjan varias informaciones que apuntan que China hace pruebas con armas biológicas, también lo es que entre China y EE.UU hubiera una rivalidad que se estaba solucionando tan solo días antes de considerar la pandemia como mundial.

Esta situación ha hecho que todos nos cuestionemos todas las informaciones que llegan a nosotros, como hemos mencionado anteriormente, hay que priorizar las informaciones oficiales, contrastadas y verídicas, sin que nos baste con la primera noticia que nos llegue, sino sumergirnos en estos datos y sacar conclusiones propias. También decir, que estaría bien cuestionarnos todo, ya que la manipulación, por intereses de terceros, parece que prevalece por encima de mantener a la población informada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *