La supervivencia de los startups en la crisis del coronavirus

A pesar de las medidas económicas llevadas a cabo por el gobierno para paliar los daños de la crisis, las pequeñas empresas están tomando dos caminos. Reinventarse o morir.

Miguel Ángel Guerra Delgado, Sevilla – 04 de junio de 2020

La grave crisis que azota a negocios de toda índole a nivel mundial está llevando a desestabilizar la vida productiva de pequeñas empresas, que se ven obligadas a apretarse el cinturón o morir metafóricamente hablando. Pero contra todo pronóstico, la situación de numerosos proyectos empresariales es completamente favorables ya que pertenecen a sectores que saldrán potenciados tras el proceso de confinamiento y cuarentena, y que incluso les hará crecer aun más. 

En esta ocasión, nos hemos puesto en contacto con Miguel Antúnez, CEO del proyecto emprendedor denominado como Apprueba, una plataforma web con el fin de satisfacer las necesidades de estudiantes universitarios y profesores donde se dotan con material totalmente gratuito. Además, se pretende que dicha plataforma se convierta en un lugar de encuentro académico que sirva para que profesores en situación de desempleo puedan desarrollar actividades docentes enfocadas a los alumnos interesados de materias concretas. Unos de sus puntos fuertes es la capacidad de trabajo de manera online que ha sido tan demandado en el periodo de confinamiento por parte de las instituciones académicas. Sin embargo, Miguel Antúnez, además de ser quien dirige este proyecto aun es estudiante, y cataloga de magnífica la actuación de los profesores universitarios dentro de lo que cabe según los medios técnicos que poseen las universidades públicas sevillanas.

“Hemos podido progresar y desarrollar aspectos del proyecto”

Las principales ventajas de este tipo de proyectos es la gran coordinación entre los grupos de desarrollo gracias al teletrabajo y las plataformas que permiten mantener un contacto constante para seguir el desarrollo previsto. Es aquí donde Miguel cataloga que el confinamiento “le ha venido de maravilla” exclusivamente en este sentido por supuesto y que ha podido incluso dar pasos hacia delante tras la observación de como esos centros docentes que hemos comentado han podido elaborar clases no presenciales con absoluta tranquilidad desde los hogares tanto de estudiantes como de profesores.

En el lado opuesto a los pequeños proyectos de carácter tecnológicos, podemos encontrar una realidad completamente distinta. Todas aquellas empresas que comenzaron en el año 2020 y su mercado se enfocaba a sectores como el turismo se han visto enfocados al fracaso sin poder hacer nada al respecto. En muchos casos depende de la mentalidad de los responsables que intenten siempre mirar hacia el futuro y reinventarse como es el caso de empresas textiles que pararon su producción y la dedicaron a la creación de material sanitario, evitando así una gran pérdida de empleos.

“Demorar la cuota de autónomo ha sido una buena medida”

Por parte del gobierno las reformas económicas se pusieron manos a la obra desde bien temprano centrándose en los actores sociales más vulnerables como lo son los trabajadores y los autónomos o pequeños empresarios. Tras la medida más sonada, como fueron los ERTE, encontramos la demora de la cuota de autónomos debido a su parálisis de la actividad productiva en la mayoría de los casos. Esta cancelación del pago está estipulada hasta nueva orden para dar un respiro fiscal además de diversos ingresos vitales para evitar más cierres de pequeñas empresas.

En este sentido las autoridades políticas se encuentran en entredicho por el debate entre tomar medidas más liberales a favor de las empresas o por el contrario adoptar decisiones más sociales en favor de los trabajadores. Más bien se está decantando por lo segundo ya que el gobierno actual sigue una tendencia más bien socialista en lo económico, como hemos podido comprobar con la salida delante del ingreso mínimo vital, que se encontraba en el programa electoral de Unidas Podemos desde las elecciones anteriores.

A pesar de las dificultades más que evidentes que se plantean en el futuro a corto y medio plazo, Miguel Antúnez apuesta por nuevas oportunidades de negocios una vez salgamos de la crisis del coronavirus. Plantea que la innovación y la creatividad serán claves en este proceso de creación de proyectos que para los que sepan aprovecharlo de la mejor manera posible. Los últimos informes económicos también afirman que las consecuencias no serán tan trágicas como se suponía al principio de la crisis y que toda la población desea para no recordar el periodo tan precario que se vive a partir de 2008 y que en la actualidad aun conserva sus peores consecuencias. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *